El proyecto de la Nueva Tracjusa recibe la aprobación de la Generalitat

El GAP SCCL valora muy positivamente la resolución emitida la semana pasada por parte de la OGAU de Lleida, que avala la viabilidad medioambiental del proyecto de la nueva TRACJUSA, que consiste en la sustitución de la fuente de calor de una planta de tratamiento de purines. Actualmente se realiza un secado con gas natural y se propone sustituir el gas natural por un gas de síntesis obtenido a partir de la gasificación de los residuos sólidos urbanos (RSU) una vez higienizados y estabilizados. Este sistema permitiría el funcionamiento de la planta sin la necesidad de las primas del Estado, un factor que ya obligó al cierre de la misma el 2014.

 

Después de más de dos años de espera, la pasada semana la OGAU de Lleida aprobó la resolución provisional por la que se otorga la autorización ambiental con declaración de impacto ambiental de una modificación sustancial en la empresa TRACJUSA, para una actividad de planta de tratamiento de purines y otros residuos orgánicos y gasificación de residuos.

Tal y como manifestó Eduard Cau, presidente de Gestión agroganadera de Ponent SCCL «Esta es una gran noticia para nuestros socios y socias y el conjunto de la comarca. Nuestra vocación es gestionar los excedentes de purines y evitar al máximo su impacto ambiental. Esta resolución, aunque provisional, nos permitiría, si así lo deciden nuestros asociados, el funcionamiento de la planta mediante la gasificación del combustible derivado de los residuos sólidos urbanos (RSU). Este proyecto tiene muchas ventajas, garantiza la correcta gestión de las deyecciones ganaderas en la comarca gracias al funcionamiento de la instalación, valoriza un recurso que iría a vertedero en sustitución de un combustible fósil, y mejora la viabilidad del proyecto al no depender de las primas estatales que provocaron el cierre de todas las instalaciones de tratamiento de purines de España en 2014, incluidas las plantas VAG y TRACJUSA.

Esta resolución por parte de la OGAU permitirá a TRACJUSA la gasificación de hasta 40.000 toneladas de combustible derivado de RSU, que producirán el gas necesario para garantizar el secado de los purines, sustituyendo así la totalidad del gas natural utilizado hasta el momento. El combustible derivado de RSU que se utiliza en la gasificación, es un producto estable e higienizado que proviene de una instalación de tratamiento de RSU.

En esta misma resolución, la OGAU rechazó dotar a TRACJUSA de una planta de selección de RSU, para las comarcas del Pla d’Urgell y las Garrigues, incluida en el proyecto inicial. Eduard Cau considera que «no perjudica en ningún caso la viabilidad del proyecto de la Nueva TRACJUSA».

Durante los próximos días, después de más de cinco años cerrada, TRACJUSA gracias al trabajo realizado por el equipo técnico y la inversión 1,5M €, volverá a funcionar con el sistema de secado de gas natural, a la espera de poder desarrollar el nuevo proyecto.

 

Actualmente el GAP SCCL cuenta con más de 100 asociados, rque representan una parte importante del tejido productivo de las Garrigues, una comarca fuertemente afectada por la continua disminución de población, debido en parte a la falta de nuevos proyectos empresariales que garanticen la fijación de las personas al territorio. Actualmente el GAP SCCL y las plantas de tratamiento ofrecen más de cuarenta puestos de trabajo de manera directa, y de manera indirecta a un gran número de pequeñas y medianas empresas del territorio.

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *