Reunión informativa sobre el proyecto Nueva Tracjusa con los socios de GAP Cooperativa

La sala «la Farinera» de Juneda acogió el pasado martes una nueva reunión informativa relacionada con el proyecto Nueva Tracjusa, convocada por el GAP, propietario único de las plantas VAG y Tracjusa. Esta charla forma parte de una serie de acciones programadas por Gestión agroganadera de Ponent con el objetivo de dar a conocer y aclarar, con datos fehacientes y contrastados, las dudas que la ciudadanía pueda tener al respecto de este proyecto, básico para el futuro del tratamiento de las deyecciones ganaderas de las Garrigues.

Durante más de dos horas, Eduard Cau, presidente del GAP Cooperativa y Joan Solé, Doctor en Ingeniería Agrónoma y experto en la puesta en marcha de proyectos de gasificación mediante Combustibles Derivados de Residuos -como el propuesto por la Nueva Tracjusa- explicaron con detalle a los asistentes, en esta ocasión socios y socias de la cooperativa, diferentes aspectos vinculados con el proyecto, tanto en lo referente al funcionamiento de la planta como en lo referente a su interacción con el territorio y las personas.

En el transcurso de este encuentro se explicaron y aclararon todas las consultas planteadas por los ganaderos y ganaderas presentes, especialmente las relacionadas con la posible afectación hacia las personas y el territorio derivadas de la puesta en funcionamiento de la planta. En este sentido, se mostró con datos contrastados y estudios fidedignos que el proyecto Nueva Tracjusa no comporta riesgos para las personas ni el medio natural, siendo, incluso, más respetuoso que el actual modelo de funcionamiento de las plantas de tratamiento de deyecciones ganaderas VAG y Tracjusa, propiedad única de GAP Cooperativa. De hecho, el proyecto Nueva Tracjusa no representa un modificación sustancial respecto al actual modelo, ya que el cambio que se propone es la sustitución de la actual fuente de calor, ahora con gas natural, por otra obtenida a partir de la gasificación de combustibles derivados de residuos ur, procedentes de plantas de tratamiento de residuos urbanos, una vez higienizados y estabilizados; es decir, mediante un proceso de transformación de un producto sólido CDR -sometido a una homologación específicamente, en un combustible gaseoso.

Los responsables del GAP también explicaron que este sistema aporta una mejora en cuanto la gestión de residuos, ya que supone la valorización de un producto, que de otra manera iría a parar a un depósito controlado (vertedero), siendo esta última la peor opción dentro de la jerarquía de la gestión de residuos. La normativa de la Unión Europea, que entrará en vigor en 2020, es muy restrictiva respecto al uso de los vertederos de ahí que su uso se verá grabado con fuertes cánones. Así mismo, destacaron que en ningún caso el proyecto se puede asimilar a una incineradora de RSU, ya que no quema la basura, incidiendo también sobre el hecho de que la instalación no producirá ni malos olores, ni humos que puedan perjudicar la salud de las personas.

 

Debido a la preocupación generada en la población por la difusión de algunas informaciones al respecto de posibles efectos negativos para la salud o el medio ambiente derivados de la puesta en marcha de Nueva Tracjusa, se hizo especial énfasis sobre el hecho de que este proyecto cuenta con la resolución provisional favorable de la Generalitat -Salud, Territorio y Sostenibilidad, Agricultura, ACA …-. Además de estas resoluciones favorables, dictaminadas por técnicos de la Generalitat competentes en la materia; la viabilidad de la planta, en todos los aspectos, también está contrastada por otras fuentes externas como el estudio elaborado por la ingeniería de Ramon Folch & Asociados, una de las más prestigiosas de Cataluña en estas cuestiones. Unas consideraciones, que los promotores de Nueva Tracjusa (GAP Cooperativa) valoran como la constatación de que el proyecto no conlleva un riesgo, ni real ni evidente, para el medio ambiente ni la salud de las personas, al respetar y cumplir de una manera escrupulosa con toda la normativa aplicable a este tipo de plantas, que en Cataluña ya funcionan desde hace tiempo, con la misma tecnología que la propuesta para Nueva Tracjusa, con total normalidad y sin ninguna afectación para la salud ni la calidad del aire ni el conjunto del territorio.

En el transcurso de los próximos meses, los responsables de GAP Cooperativa tienen prevista la realización de diferentes charlas informativas dirigidas al conjunto de la ciudadanía para explicar y aclarar cualquier duda al respecto del proyecto Nueva Tracjusa, así como la celebración de jornadas de puertas abiertas en la planta, edición de material informativo, etc. El primer encuentro tendrá lugar el próximo martes día 20 de agosto en Juneda a las 20:30 horas –Espacio La Farinera, pasaje Cooperativa 9-.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *